¿Cómo consultar embargos por DNI?

¿Cómo consultar embargos por DNI?

Para evitar cualquier contratiempo en nuestras finanzas personales  es necesario estar al día sobre el estado de las deudas. No es suficiente con cumplir con la mensualidad, sino que debemos asegurarnos que el banco u otro tipo de empresa que nos haya otorgado un crédito registre correctamente los pagos.

En caso de que registres algún problema con tus compromisos financieros y haya transcurrido un tiempo importante en el cual no hayas realizado pagos, también es factible que haya implicaciones legales sobre tu cuenta. En este caso, el embargo es una de las consecuencias más graves de la que pueden echar mano los bancos, como alternativa para recuperar su dinero.

El embargo es una medida legal interpuesta por el acreedor con la cual se busca la retención forzosa de bienes con el objetivo de obtener recursos que salden la deuda. Solamente puede ser ordenada por un juez y el banco está obligado a notificar al cliente en caso de que decida emprender este tipo de medida judicial.

¿Dónde consulto si tengo un embargo?

Si bien es obligación del acreedor notificar que ha iniciado un proceso de embargo para que el afectado tome las previsiones del caso, como deudor también puedes estar al día sobre el estado de tu cuenta. Para ello, basta que tengas a la mano tu Documento de Identidad Nacional (DNI).

La forma más sencilla es solicitando un informe de riesgo en el Banco de España. Dicho documento contiene el detalle de las deudas a nuestro nombre que se encuentran vigentes así como el comportamiento de todos nuestros pagos. 

Para obtener tu informe de riesgo, puedes acudir de forma presencial al Banco de España con tu DNI  y también existe la posibilidad de que lo tramites por internet, en la sección “tramitación”, a través del apartado “petición de informes y reclamaciones CIR”.

En tu informe de riesgo podrán acceder a todos los movimientos registrados en el pago de tu deuda. También te servirá para aclarar cualquier situación con el banco en caso de que haya algún problema con tus pagos.

¿Cómo consulto con DNI si tengo un embargo de una entidad pública?

Los bancos no son las únicas entidades que pueden embargar tus bienes. En caso de adeudos importantes con administraciones públicas, particularmente con Hacienda, también se puede ejecutar esta medida.

Ojo, en este caso si se busca embargar tu cuenta bancaria, el banco está obligado a notificar que la autoridad tomará posesión de tus recursos, con lo que debes de estar muy al pendiente de tu correspondencia y todos los canales de comunicación que tengas con la entidad financiera.

Si tienes la sospecha de que puedes tener un embargo por parte de la administración pública, en el caso de Hacienda puedes consultar directamente en su página de internet con tu DNI.  En el apartado “Deudas, apremios, embargos y subastas”, en la liga específica de “embargos”.

¿Pueden embargarme sin avisarme?

Por ley, la institución financiera debe notificar con tiempo que ha emprendido una demanda en tu contra y dejar abierta la comunicación para que actúes en consecuencia. En ese sentido, no puede iniciar el proceso legal de embargo sin antes avisar y dejar abierta la posibilidad de negociación para tratar de encontrar una alternativa.

En caso de que no hayan podido localizarte, es factible que el proceso siga, por lo cual es muy importante que de manera frecuente revises el estado del pago de tus deudas. También puede caber la posibilidad de que por algún error u omisión no se hayan registrado correctamente tus mensualidades y presentes atrasos en un préstamo en el cual te mantienes al corriente.

En caso de que tengas problemas para liquidar alguna deuda y quieras evitar consecuencias como el embargo, te invitamos a consultar con expertos. Una reparadora de deuda puede diseñar un esquema de pagos acorde a tus posibilidades y aliviar las presiones en tus finanzas personales.

Contenido

Contacto: [email protected] Tel: 910 053 415.
Dirección C. de Velázquez, 50, Planta 3a, 28001 Madrid, España ©2021 Cuida tu Cartera. Todos los derechos reservados.